Escapada sostenible (para dos)

Desde hace algún tiempo me apetecía contaros como fue nuestra primera escapada “de novios” tras el nacimiento de Leo. Para “la gran ocasión” elegimos un lugar tranquilo, donde relajarnos y disfrutar de nosotros mismos.

Empezamos la mañana dando un paseo por la pintoresca y mediterránea Altea. Al ser marzo pudimos disfrutarla sin aglomeraciones y sin prisa. Culminamos la visita tapeando muy rico en el restaurante “el xef pirata”, ¡muy recomendable!

HOTEL VIVOOD

La gran elección de esta escapada fue el hotel. El hotel VIVOOD se encuentra inmerso en pleno valle de Guadalest (Alicante). Se trata de un hotel sostenible y “only adult”. El hotel está completamente integrado en el paisaje natural del valle, respetando el entorno y el terreno donde han sido instaladas las habitaciones. Es un concepto basado en el lujo perceptivo o como bien reza su eslogan: ” en el lujo de la evasión”.

LAS HABITACIONES

Las habitaciones son cubículos individuales automontables, hechos de acero inoxidable y recubiertos con madera.

Todas las habitaciones cuentan con esta vista panorámica del valle de Guadalest, toda una experiencia para los sentidos.

He visto atardeceres preciosos en mi vida, pero este atardecer desde el jacuzzi privado de nuestra habitación lo tengo grabado a fuego.

Las duchas también cuentan con vista panorámica del valle, nada como darse una ducha “a cubierto” pero en plena naturaleza.

LAS INSTALACIONES

El hotel cuenta con servicio de restaurante, desayuno tipo buffet, piscina “infinity” , pero lo más destacable es que garantiza la calma, el silencio y ese olor a naturaleza que te invade por dentro.

Así que ya sabéis, si estáis pensando en hacer una escapada en pareja, este es el sitio ideal para reencontrarse y disfrutarse mucho.

¿Conocéis hoteles con encanto de la geografía española de este tipo?

Un abrazo,